--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Cruce de caminos, cronica Jaen
Lapido
web incio
.
José Ignacio Lapido



Fotos: J. E. Gómez © IndyRock
Sala Principe - Granada 25-04-02
Organiza: Musiserv

No sé por donde empezar
Sala Principe - Granada 25-04-02
Por Luis Serrano Donaire - IndyRock
Lapido tiene por costumbre no comentar nada acerca del significado de sus magníficas letras, prefiere mantener el 'lado oscuro de las cosas' y que cada uno encuentre su significado particular. Muy de vez en cuando, nos da pequeñas pistas de lo que intenta decir. Ayer fue uno de esos días y aún estoy sorprendido. Según sus propias palabra, la canción que abre su nuevo trabajo, y que he tomado como título de esta crónica, habla de un animal que se convierte en hombre y que es él mismo, la versión opuesta a la metamorfosis kafkiana, en este caso, la metamorfosis lapidiana.
La Sala Príncipe era esta vez el lugar escogido para la presentación en Granada del nuevo disco de Lapido -'Música Celestial'- y una vez más, y van muchas, volvió a ser profeta en su tierra. José Ignacio salió a escena flanqueado por Antonio Lomas, Alex Bedmar y Víctor Sánchez, la banda que le está acompañando en esta gira y que tan buen resultado está dando.
El concierto cumplió el guión previsto y comenzó con la batería marcando el compás de 'Piedras y palos', una canción con un ritmo muy marcado y unas guitarras intensas, una canción perfecta para romper el hielo. Tras ella sonaron 'Nadie vendrá' , la magistral 'Nadie besa al perdedor' y 'Manzanas azules' canciones rápidas que hicieron que el público entrase en calor y nos mostraron a un José Ignacio muy suelto encima del escenario, mucho más seguro que cuando debutó en solitario en los escenarios, hace ahora tres años.
La banda no dio tregua en ningún momento a los asistentes y comenzó una fase del concierto marcada por la presentación de las canciones que componen sus nuevos trabajos. En esta fase pudimos oír canciones como 'Noticias del infierno', 'Humo' o 'Más de lo mismo'. 
La canción del espantapájaros
Hace ya algunos años Barricada tocaba en directo 'Frío' de Alarma, lo que sorprendía al público que acudía a sus conciertos. En una entrevista les preguntaban sobre dicha versión y ellos comentaban que una buena canción siempre lo será, aunque se toque con una sola cuerda. 
'La canción del espantapájaros' es sin duda alguna la canción que más ha mutado de la factoría Lapido y siempre ha salido airosa. Todos recordamos la versión original, pero nunca podremos olvidar la versión acústica del 'Último concierto'. Bastantes años después y en versión eléctrica, la canción se convierte en un auténtico himno. Cuando se oye aquello de "siempre me visteis..." la gente comienza a cantar al unísono y se vive uno de los momentos álgidos del concierto.
Todo lo que vino después
Para acabar la primera parte del concierto el Maestro volvió a sacar de su chistera un par de canciones que dejaran a sus alumnos exhaustos. El binomio lo compusieron 'El dios de la luz eléctrica' y '¿Qué fue del siglo XX?', una combinación simplemente demoledora y que dejó al público entregado y pidiendo que el grupo volviera al escenario.
Para el primer bis tiró del repertorio de su primer disco en solitario para ofrecernos 'Ladridos del perro mágico', 'Sigo esperando' y 'Furioso con el mundo'. El segundo bis lo comenzó con la versión eléctrica de 'Nubes en forma de pistola' y continuó con la frenética 'Roto'. 'En el laberinto' fue el fin del concierto, una canción que no formaba parte del repertorio de los 'cero' en sus últimos años y que uno al escucharla no puede entender el porqué, un gran acierto como colofón.

Si al comienzo de esta crónica, tenía el problema de que no sabía por donde empezar, ahora tengo el opuesto, no sé cómo terminar. Después de este concierto, sólo consigo hacer pregunta una de las canciones de ayer: ¿cómo acaban los sueños? 
Cruce de caminos
José Ignacio LAPIDO - gira 2002 - Jaén 22-03-02
Por Luis Serrano Donaire - IndyRock
"Permaneciendo en el cruce de caminos, nena, el sol está poniéndose
Creo en mi alma ahora...." (R. Jonson, 'Crossroads')
Cuenta la leyenda que el bluesman Robert Johnson hizo un pacto con el diablo en un cruce de caminos a cambio de su talento con la guitarra, creencia en gran parte debida a su final trágico en circunstancias poco esclarecidas. Muchos años después Lapido parece empeñado en convertirse en un bluesman del sur -aunque obviamente no de EEUU- y no sé si habiendo vendido su alma, a cambio de poder seguir ofreciéndonos algo tan fácil y tan difícil como sus canciones después de tantos años en la carretera.

La nueva gira comenzó en el pub "Bundesbar" de Jaén con una formación acompañará compuesta por Víctor Sánchez a la guitarra, Alex Bedmar continúa en el bajo y Antonio Lomas en la batería. Las guitarras se han reducido a dos y el sonido que ofrecieron fue más básico que el de tres guitarras de la anterior gira, pero posiblemente más apropiado al nuevo repertorio del 'Maestro'.

Con puntualidad inglesa comenzó a sonar 'Piedras y palos', un inicio más lento que el que nos tenía acostumbrados con los cero y en los primeros conciertos en solitario con 'Dios de la luz eléctrica'- hasta que la sustituyó por 'Dudas razonables'-. A partir de entonces comenzó a desgranar temas de su EP 'Luz de ciudades en llamas' y de su nuevo CD 'Música Celestial'. 

El público congregado estaba expectante con el nuevo repertorio,  ya que el disco había visto la luz el mismo día del concierto. Tras esa primera escucha  en directo del nuevo material parece que Lapido sigue dispuesto a seguir el camino de los medios tiempos con toques blues y matices sesentones y setentones, que mezcladas con las plegarias escanciadas que son sus letras, dan lugar a esas 'canciones de cuna y de rabia' que son la especialidad de la casa.

Junto a los nuevos temas como 'Nadie besa al perdedor', 'No sé por donde empezar', 'Manzanas Azules' o el single 'Más de lo mismo', intercaló algunas versiones de sus clásicos como 'Espejismo nº8' -que sonó más eléctrica que nunca-, 'Como acaban los sueños' o 'La Canción del Espantapájaros' que hubo de repetir por los problemas técnicos que tuvo.

Y en esto llegó la policía

Estaba el público entregado coreando uno de los grandes himnos de 091, '¿Qué fue del siglo XX?', cuando Juanma Ferriz y sus chicos comenzaron a hacerle claros gestos de que el concierto debía terminar.  La policía había llegado como en el viejo Chicago, pero esta vez no había destilerías ilegales ni Ku Kux Klan, simplemente a los vecinos les molestaba el ruido. 
 

Con este final anticipado, nos quedamos sin poder oír algunas de sus canciones como 'Hablando en sueños' o 'Ladridos del perro mágico' que esperamos escuchar en el próximo cruce de caminos....


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es