Kaiser Chiefs, Sala Arena 2014

Fotos de Raquel Álvarez - IndyRock
Crónica: ... Un San Valentín rebelde con Kaiser Chiefs 
Kaiser Chiefs en Ibiza Rock 2012 

--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS



Kaiser Chiefs - "Madurez en un nuevo sonido"
Espacio Movistar. Barcelona 24/05/07
Kaiser Chiefs en Ibiza Rocks 2007

Summercase 07 Fotos y crónicas
Fib 2005
Fotos y cronicas
2006
Fotos y cronica
Madrid + The Pigeon Detectives

Music Hall. Ámsterdam
2006
.

Kaiser Chiefs
Kaiser Chiefs confirmados para el SanSan Festival 2017
El festival SanSan cuenta este año con un cabeza de cartel de lujo:Kaiser Chiefs. La mítica banda de Leeds ofrecerá su descarga de energético rock británico en el escenario principal el sábado 15 de abril, en exclusiva primicia para España.

 Será la ocasión perfecta para conocer en vivo los temas de su nuevo Album 'Stay Together', con el que no dejan de colgar el cartel de “Sold Out” en las arenas de Reino Unido. También repasarán los clásicos de unos músicos que ha sabido mezclar con acierto, desde su formación en el 2000, los sonidos más independientes con toques de New Wave y guiños al Post-punk más elegante, sin renegar de la mejor etapa del Britpop.
  
 Desde que lanzaran en 2005 su álbum debut 'Employment', los ingleses no han dejado de dar alegrías a los amantes de la buena música, gracias a unas composiciones cargadas de referentes tan importantes como Led Zeppelin, New Order, Oasis, The Beatles y el rock americano.
  
 Un escenario al que también subirán bandas de la talla de M Clan, Mucho, Miss Caffeina, The New Raemon & McEnroe, Second, La Raiz, Corizonas, Fuel Fandango, Modelo de Respuesta Polar, Niños Mutantes, Manel o Elefantes, que presenta nuevo álbum con un directo que está haciendo las delicias de sus fans en cada concierto que ofrecen.
  
 Y eso es sólo parte de un menú al que hay que añadir a Ojete Calor, Varry Brava, Dinero, Polock, Luis Brea Y El Miedo o Mäbu, por citar sólo a unos cuantos. Un cartelazo con cerca de 100 artistas.
  
 Con esta incorporación, el SanSan Festival 2017, se consolida como una de las propuestas más apetecibles de la temporada para los amantes de la mejor música independiente. Y además, en una tierra tan festivalera y acogedora como  Benicàssim, todo un lujo.

 Cuatro días (13, 14, 15 y 16 de abril) en el recinto de festivales de Benicàssim (Castellón) en los que la mejor música, el buen tiempo y una selección de bandas que asegurarán la diversión se darán la mano para hacer de esta una edición única.



Un San Valentín rebelde con Kaiser Chiefs
Sala Arena, Madrid. 14 de febrero 2014
Por Raquel Álvarez Fernández / IndyRock

Era otro anochecer lluvioso. Miles de parejas salían con sus mejores galas a inundar aún más las calles madrileñas para exhibir sus paraguas, y ya que estaban, también su amor bajo ellos. Y como los niveles de ñoñería cargaban el ambiente y ahogaban a más de uno el viernes de San Valentín, desde Leeds llegaban los Kaiser Chiefs para que todos tuvieran una cita, con la pareja o con la buena música, pero disfrutando de una cita al fin y al cabo.

No ha pasado mucho desde que esta formación hacía bailar a los españoles en un concierto, ya que pudimos disfrutar de su energía en julio cuando tocaron en el FIB tras los Arctic Monkeys. Pero ahora era el turno de presentarnos “Education, Education, Education & War”, su quinto álbum en Europa, y así, poder ver cómo va a reaccionar el público en los directos.
La noche ya se presentaba victoriosa para los ingleses, con un “sold out” desde hacía días en la Arena de Madrid. Entonces, la sala abarrotada se preparaba para escuchar los temas de siempre junto a los que saldrán oficialmente el mes que viene.

Ricky Wilson y los suyos comenzaron el concierto con la nueva “The Factory Gates”. Al terminar la canción, el ahora popular “coach” de The Voice (La Voz) en Reino Unido; aporreó insaciablemente el pie de micro contra las tablas como si le fuese la vida en ello. Fue tal su agresividad, que finalmente, se rompió. Demostrando su rebeldía y cabreo que tenía aquella noche, el frontman continuó diciendo que no estaba nada bien de la voz, y claro, eso unido a que el directo de este grupo funciona mucho mejor en los espacios abiertos; no daba demasiadas esperanzas a los fans sobre lo que verían y escucharían durante los próximos minutos.

Aun así, Ricky, haciendo gala de su personaje sobre el escenario, supo meterse al público en el bolsillo con sus movimientos entre lo sexy y el rollo de rocker desfasado. Le encantan los aplausos y eso lo recalcó una y otra vez, y se esforzó (con ayuda de los presentes) para cantar incluso las notas más altas. Además, tratándose de la noche que era, el vocalista sacó a una chica de las primeras filas para bailar y cantar junto a ella “You Can Have it All”. Fue de una forma quizás demasiado acaramelada para algunos paladares de la sala, que querían disfrutar de más música y menos “espectáculo”. Al menos, la fan salió contenta y eso es lo que cuenta.

A pesar de que el sonido no fue su mayor baza en la noche del viernes, se trataba de un concierto de los Kaiser Chiefs, y por ello, hubo bastantes momentos del setlist que revolucionaron al respetable. Entre ellos, “Ruby”, “I Predict A Riot”, “Never Miss A Beat”, “Everyday I Love You Less and Less” o la nueva “Coming Home”. Luego llegó el clímax con “The Angry Mob”, y la sala se puso casi literalmente, patas arriba. Tras estos y otros temas, y algún que otro micro que salió disparado del puño de Wilson, daba por finalizado el concierto; no sin antes darse un multitudinario baño de masas al bajar a la pista y cantar junto a todos los seguidores “Oh My God”. 
En definitiva, los Kaiser Chiefs ofrecieron un recital algo extraño, en el que no se lucieron tanto como otras veces, aunque dejaron buen sabor de boca y ganas de escuchar todos los nuevos temas sin la afonía (y el alcohol) de por medio.


Kaiser Chiefs, biografía (2014)
Tras la edición del recopilatorio, Souvenir: The Singles 2004-2012, repleto de hits como I Predict a Riot,  Everyday I Love You Less and Less,  Ruby o Never Miss a Beat, entre otros,  la banda publica en 2014 (31 de marzo en Europa) un  álbum de estudio desde su cuarto y último The Future is Medieval, que el grupo publicó el 3 de junio de 2011 sin campaña alguna de lanzamiento. Es el regreso de una de las bandas indie más populares, con un solvente directo que los ha colocado como habitual cabeza de cartel en los principales festivales del mundo.

La banda ha tenido una progresión meteórica desde que en 2004 apareciera su primer single Oh My Good. Tan sólo unos meses más tarde, ya en el 2005, asaltarían las listas inglesas con su álbum de debut Employed y los singles I Predict a Riot y Everyday I Love You Less and Less. Con su siguiente álbum, Yours Truly. Angry Mob, en 2007, la banda cimentó un sonido reconocible y único, en línea del mejor y más clásico brit pop, que los situó en la primera división de las bandas indies, entrando como cabezas de cartel en los festivales y los principales circuitos de giras. Pero sería un año más tarde, en 2008, con su álbum Off With Their Heads, producido por Mark Ronson, cuando la banda llegaría a un público mucho más amplio, con el mítico concierto en el Elland Road Stadium de Leeds, donde reunieron nada menos que a 45.000 personas. 

Tras el que es por el momento su cuarto y último álbum de estudio, The Future is Medieval (2011), y el abandono de su batería Nick Hodgson, a finales de 2012,  “después de quince maravillosos años”, tal como publicó en su cuenta de twitter, la banda entró en una etapa de composición y grabación de lo que viene siendo, en palabras de su propio líder Ricky Wilson “el primer disco de la segunda era”.  Education, Education, Education & War (31 de marzo de 2014 en Europa). 


Ciclo Ibiza Rocks, Ibiza 27 junio 2012
Fotos Isabel Flores - La Skimal - IndyRock



29-1-2009 Barcelona
Crónica Isabel Flores- La eskimal - IndyRock
Crónica por Elisenda Hernández Janés - IndyRock
Fotos Gabi Vazquez - IndyRock

Impaciencia y nerviosismo ante el inicio del concierto que el pasado Jueves 29 de enero daba Kaiser chiefs en Barcelona. Las ansias por la presentación del nuevo disco y por ver de nuevo en acción al quinteto británico creaban en razzmatazz un clima de auténtica emoción. Banderas, camisetas, caras pintadas y gente de toda clase rebosaba la sala de marina. Incluso el espacio estaba preparado con medidas de seguridad especiales para evitar (sin éxito, afortunadamente), que el torrente de energía del vocalista Ricky Wilson pudiese hacer de las suyas. (...)


(...) El quinteto de Leeds presentaba su nuevo disco (publicado el 20 de octubre y subida directa al puesto número dos de ventas)  Off With Their Heads, con un lleno absoluto y entradas agotadas pocas horas después de ponerse a la venta. Y es que después de los éxitos de sus dos anteriores álbumes, se han hecho con una legión de fans que les acompaña allá donde vayan, y no pierden ninguna ocasión para poder disfrutar de los directos del grupo, que son pura adrenalina en directo.

Una avalancha de gritos, silvidos y vitoreos se desató en cuanto los británicos pisaron el escenario. Saludando en español y dando las gracias por estar allí, los Kaiser Iniciaron el recital con Spanish Metal (queremos pensar que es un guiño a nuestro país) y aunque parecía un inicio tranquilo, el inquieto Ricky ya empezó a saltar con los primeros acordes de la canción. locura que se acabó de desatar totalmente con el segundo tema, su archiconocida canción Everyday I Love You Less And Less', donde  Ricky ya se descontroló totalmente y empezó a saltar de un lado a otro del escenario, subiéndose a los altavoces, haciendo ademanes de tirarse al público y provocando que todo Razzmatazz saltará y cantará al mismo tiempo. Y así se fue desarrollando el recital, los británicos iban alternando los temas nuevos con sus mega éxitos, y aunque el ambiente estuvo elevado durante todo el concierto, eran en temas como "I predict a Riot, o Ruby, cuando toda la locura se apoderaba de la sala. 

Ricky no paró de animar al público en todo el momento, interactuando con ellos, exigiéndoles que diesen palmas, dando esas terribles vueltas al cable del micrófono que solo el sabe dar, intentando tirarse al público pero viéndose impedido por la seguridad del recinto, que sudaron la gota gorda para impedirlo en numerosas ocasiones, pero que no pudieron evitar que de pronto el vocalista empezase a trepar por el lado izquierdo del escenario para colocarse en la segunda planta de Razzmatazz, donde, de pie encima de una repisa de un altavoz, empezó a bailar y aclamar al público que ya estaba descontrolado. Y ante la mirada atónita y desconcertada del equipo de seguridad, Ricky se tiró de la repisa iendo a caer entre el público, donde empezó a cantar entre ellos el tiempo que le permitieron los de seguridad escoltarlo hasta el escenario de nuevo. Un hombre incontrolable este Ricky, ya es sabido que sus conciertos son todo un show, se convierte en el terror de los equipos de seguridad y de los fotógrafos! ¡Pura energía!

Con esta presentación, el quinteto de Leeds nos dejan claro que han llegado a lo más alto para quedarse. Un tercer disco que confirma su posición en el panorama musical internacional, y que ya empiezan a hacer sombra a los hermanos Gallagher que ven peligrar su trono de mejor banda inglesa. La continuidad musical de sus trabajos anteriores se sucede en este último, conservando la esencia rockera y de new wave que los caracteriza. Sus canciones siguen conservando la furia energética, casi hoolingan, que tan buen resultado les da en sus conciertos en directo. . Un concierto genial, digno de los Kaiser Chiefs, pero que quizás pecó un poco de inseguridad, ya que se apoyaron demasiado en sus grandes éxitos para conservar la energía en lo más alto durante las casi dos horas que duro el concierto. 

No hay duda de que Kaiser Chiefs seguirán acumulando éxitos, quizás la elección de su nombre (de un equipo de fútbol de Sudáfrica), les actúa de amuleto para seguir metiendo golazos musicales en todo el mundo. La verdad es que yo, después de haber disfrutado de ellos en tres ocasiones, no lo dudo para nada, y siempre me quedo con ganas de más. ¡Felicidades Kaiser! 


Kaiser Chiefs (29-1-2009) Barcelona
por Elisenda Hernández Janés
Ya sabía que los Kaiser Chiefs en directo eran divertidos. Los había visto en el Summercase, dando brincos y trepando por las instalaciones del escenario al son de sus míticos OOOOOOOOOHHHHHS y AAAAAAAHHHHS, chapurreando palabras en español y haciendo la pelota a los barcelonenses. Sin embargo, tal vez por los efluvios alcoholicos en los que estuvieron sumergidas aquellas ocasiones o por la inherente gran festividad que se respira siempre en un festival, su potencial para hacer enloquecer a la gente, a mí la primera, me pasó más desapercibido que ayer por la noche. Ayer sí me di perfecta cuenta: Kaiser Chief son LA FIESTA, en mayúsculas, una fiesta en si mismos, sin necesidad de nada más, ellos solos son un festival en el escenario capaz de animar al más muermo y al más exhausto de la sala y convertirlo en otro feliz sudoroso en lo que más que un concierto de pop es una celebración de su grandeza. Tras una versión acortada del "Spanish metal" incluida en su último album, no se andaron por las ramas y con su ya legendario "Everyday I love you less and less" revolvieron el Razzmatazz y no le dieron tregua hasta pasadas hora y media. "Everything is average nowadays", "Modern way" "Na na na na nah", "Ruby", su nuevo single "Never miss a beat", los éxitos se sucedieron uno detrás de otro, implacables, sorprendentemente seguidos, llegando incluso a hacerme pensar: "Si en la primera media hora de concierto ya están tocando todos estos temazos, ¿cómo van a llenar el resto del concierto?". 

Pero que absurda, que ridícula era mi preocupación. Los de Leeds son una inacabable fuente de euforia, e incluso las canciones de su nuevo disco, que tan flojillas me habían parecido apenas unas horas antes a través de mis auriculares, cobraban una fuerza espectacular bajo los focos del directo, indiscutiblemente acentuadas por la excelente interpretación y la epiléptica puesta en escena del líder del grupo Ricky Wilson, el hooligan más carismático del mundo, que brincó, lanzó panderetas, se paseó por entre el público, se subió a los altavoces y si no se puso a trepar por las instalaciones del Razzmatazz, fue porque un inquietísimo segurata le seguía los pasos y coartaba sus movimientos con cara de pocos amigos. 

Pero quedaban todavía temazos, más temazos, entre otros "Thank you very much", "Heat dies down" o "The angry mob", la canción que da título a su segundo album y que reflexiona sobre el poder de los medios y lo facilmente manipulables que son las masas. Y hablando de manipulación de las masas, que manera más efectiva de demostrar sus argumentos que con su triunfal desenlace coreado hasta el infinito por todos los asistentes, siempre guiados por el brazo orquestral del cantante, el más grande genio de la manipulación, en cuanto a hacer saltar a las multitud se refiere. Como broche final antes del descanso, la que probablemente es ya la más mítica de sus canciones, "I predict a riot", su cómica crítica de la cervezera noche de fiesta inglesa, o mejor dicho, del final de ella, cuando ya adentrada la madrugada, las guiris oxigenadas vuelven a casa haciendo eses y devorando patatas fritas mientras sus novios se enzarzan en peleas para ver quien coge un taxi primero.

Tras el intermedio les tocó el turno a la nueva y más tranquila "Tomato in the rain", la cara b "Take my temperature" y a la brillante "Oh my god", de nuevo, otro memorable estribillo y otra canción convertida en himno. 

Una muy grata sorpresa la que me llevé ayer con Kaiser Chiefs, a los que, tengo que reconocer, me ha costado reconocerles el crédito que merecen. Cierto es que a menudo abusan de sus chillidos marca de la casa y caen en estribillos previsibles, y que pueden no ser el grupo más apropiado si lo que buscas es significados filosóficos o profundas trascendencias, pero es precisamente su sencilla fórmula de efectivas melodías la que los consagra en su grandeza. Y es que a veces, tardamos en apreciar la esplendidez de las cosas simples. Como debería suceder con todo buen grupo de pop, Kaiser Chief crecen en el escenario y se encargan de hacer felices al público dándoles exactamente lo que quieren, una hora y media de buenas canciones y euforia contagiosa, ¿qué más se le puede pedir a un concierto?


Espacio Movistar. Barcelona 24/05/07
Crónica: Francesca Tur - IndyRock
Fotos: Isabel Flores/ La Skimal.- IndyRock

Es jueves y Barcelona empieza a oler a festivales, las terrazas están llenas y las conversaciones giran en torno a los carteles de las grandes citas musicales veraniegas. Pero estamos de suerte, tenemos un previo: Kaiser Chiefs se adelantan y presentan disco en el Espacio Movistar. (...)



 

(...) Se venden camisetas mucho antes de llegar a la carpa, los alrededores del recinto rebosan ambiente divertido y hay cola para entrar. Una vez dentro, se oye algarabía, hay jaleo y se ven ganas de saltar. Los teloneros dejaron el pabellón bien alto y tras ellos muchos técnicos en el escenario  (los Kaisers requieren logística) al son de temas al más puro estilo rock (Guns and Roses o  The Dames entre otros).  Tras media hora de rigor, empiezan los silbidos: hay ganas de oír al quinteto de Leeds, ver que tal su directo, si son de los que hacen sudar y si su nuevo disco es tal y como criticó Damon Albarn más vacío que el anterior".

Baja la música, las luces juegan, se abre la cortina, le público se aprieta y descubrimos un letrero que, emulando a los luminosos, les presenta. Aplausos, manos arriba y aparecen. Desprenden energía, regalan saltos y nos saludan como si esto estuviera acabando, acercándose al público y levantando los brazos agradeciendo. Ricky Wilson, el cantante, hoy con camiseta a rayas rosas y negras y chaleco, y Nick Hodgson, el batería, van de un lado al otro nos dan la bienvenida con acento británico y buscan tres olés. 

El público responde y Ricky coge el micro, tras una entrada casi a capela, viene un parón, las indicaciones del batería, un cerrar y abrir de luces y empiezan con el primer álbum, un "Every day I love you less and less" que hace que salte la masa y cante con ellos (se nota que el primer disco tuvo cientos de adeptos). A partir de ahora Ricky nos dejará claro que tienen ese toque hooligan divertido que busca la empata del público y que no parará quieto. Irá de un lado a otro, tirará el pedestal del micro y derrochará energía.  Sin demasiada pausa entre las canciones y de manera inesperada suena, como tercera canción del concierto, su hit del momento, "Ruby". 

En directo gana desgarro y desparpajo, un estribillo pegadizo que hace al público enloquecer  (y aun queda mucho noche por delante). Ricky tocará la pandereta y seguirá con la tónica de principios a medias. "Na Na Na Naa" se interrumpe por un silencio (aunque el público continué), redobles del batería y para adelante, más bailable que en el disco y con una voz más entregada.  Paran en seco un Oe oe oe. al más puro estilo campeón y  un "Hasta luego" ficticio". Hoy los Kaisers vinieron de guasa. Están contentos y lo están danto todo. 

Nos introduce "I'm predict a Riot" con un "Feel free to enjoy" y tras ellos luces azules, saltos y brazos arriba. Y al final del tema Ricky enloquece, sube a la estructura del escenario, canta desde arriba y tira el micro, da un salto, baja al público y salta a una de las barras laterales, con la consecuente hacinación del público hacía ese lado. Nos da la mano y se sirve una cerveza de barril. Se la bebe, mira a la camarera diciendo que no tiene dinero y pide un colchón de manos, quiere volar hasta el escenario. 

Como el más grande de los hooligans retoma el micro de un grito, le sigue un aplauso apoteósico y como si nada hubiera pasado sigue con "I wanna be tired" canción favorita de mucho de los fans que en directo parece un himno y adquiere un toque cercano a los Kasabian. Y es que los Kaiser Chiefs beben de muchos estilos y en directo lo demuestran. Reluce un toque a los The Killers, no sólo por el escenario (unos teclados dentro de un armazón de madera) sino también porque Ricky levanta el puño a modo reivindicativo subido a los altavoces delanteros.

Desaparecen y se hacen derogar, el bis será escueto pero intenso, "The Angry Mob", con presentación incluida, con un doble final (de eso que acaba y vuelve a arrancar) y un "Oh my God!" con un toque más punk, que nos transporta a sus reminiscencias demostrándonos que saben que sus orígenes fueron sus cimientos y que eso no hay que perderlo.  Al acabar la gente sale comentando sus hazañas, la energía de sus temas en directo, los pequeños problemillas de sonido y sobretodo que los veremos pronto dentro del cartel de algún festival. 


14 de noviembre 2006   Sala Heineken, Madrid: + The Pigeon Detectives
Fotos Sara Navarro - IndyRock
Crónica Isabel Montero - IndyRock

El martes 14 de noviembre, Madrid recibió en la sala Heineken a los chicos de "Kaiser Chiefs" y sus teloneros "The Pigeon Detectives". Bajo la premisa del "Sold out" comenzaron los teloneros abriendo boca a eso de las 21:15 horas, estrenando el disco de nombre "I Found Out" y creando cierta expectación con su llegada. Dieron un concierto al estilo punky, pero con un sonido bastante flojo. La voz del cantante quedaba desbordada por los instrumentos, pero no por ello el público dejó de bailar al ritmo de sus letras rápidas y seguirle el juego al cantante en su afán de gamberrismo escénico. La formación de dos guitarras, bajo, batería y vocalista se despidió a las 21:45 dejando paso a "Kaiser Chiefs".


Media hora más tarde, tras preparar el escenario salió la banda para ofrecer un concierto con carácter, en el que escuchamos su disco "Employment" ya con un tiempo de rodaje, junto con algunas sorpresas.

La banda, que más o menos por estas fechas, dejó con las ganas a sus seguidores el año pasado en el festival Wintercase, a causa de un brote de hepatitis, lo dio todo en una sala repleta y unida. Escuchamos temas como "Na Na Na Na Naa", "Born to be a Dancer" y Oh My God" entre muchas otras, que hacieron que el público cantara al ritmo impuesto por Ricky Wilson.
Con su estructura musical con Ricky como vocalista, Andrew White a la guitarra, Simon Rix al bajo, Nick Baines a los teclados y el sintetizador y Nick Hodgson a la batería, ofrecieron un sonido guitarrero y eléctrico, que según dicen por ahí, forma parte de la moda del post punk y el rock artie que está inundando la escena musical de nuestros días, aunque Wilson sostiene la permanencia de su banda más allá de las modas y lucha en el escenario porque así sea.

Para nada su disco se quedó escaso para casi una hora y media en la que cantamos, bailamos y rememoramos algunas de sus influencias, como "Madness"y "Blur". Pero como en cada actuación, tocaron temas inéditos para comprobar su comportamiento con el público y el recibimiento se hizo de buena gana, pues moverse a ritmo de canciones nuevas nunca está demás.

Siguiendo la tónica de todos los conciertos, se despidieron y salieron para el bis, para dejar en el público cierta sensación de saciedad, que no durará mucho, esperando que la banda vuelva pronto con nuevas canciones que compartir.


The Pigeon Detectives


Kaiser Chiefs - "Madurez en un nuevo sonido"
Por Diego Soto García / IndyRock
Parece que los de Ricky Wilson empiezan a entender que no sólo de un disco original (Employment, 2005) se vive siempre. Tras el éxito cosechado en el segundo, "yours Truly, Angry Mob,2007), vuelven con el recién lanzado "off with their heads", un trabajo interesante donde los de Leeds comienzan a interesarse por sonidos más fieles a los años 70, de donde dicen mamar.
En este nos podemos encontrar con temas como "You want history", "Can´t say what i mean", en los que un interesente juego de voces junto con un mayor protagonismo de los teclados guiados por Nick Baines, hacen quedarse a esperar los temas siguientes debido a que algo parece haber cambiado. Atrás parecen haber quedado ese querer y no poder para llegar a sonidos procedentes de The Clash o Ramones.
 

Sin duda, un disco mucho más maduro ya que, sin tener esos temas que tan alto llegaron a lo más alto de las listas inglesas,  parecen haber encontrado un sonido mucho más fiel a su gusto y no tanto para la galería. Con ello, en su undécima pista, "Remerber you´re a girl", llevan a cabo una atmósfera mucho más construida, detalle tras detalle, con alguna influencia sutil de Pink Floyd en los teclados.
En definitiva, un trabajo de los de Leeds que no será el más vendido ni el más seguido pero, quizás, si aquí terminase su carrera, se convertiría en el más elaborado. Una construcción melódica en la que la que se dejan caer ciertos efectos electrónicos que hacen ver la búsqueda del grupo por nuevos sonidos. 


http://www.kaiserchiefs.co.uk/
INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción


PROMOCIONADO


PROMOCIÓN INDYROCK
¿Quieres que te conozcan en el sector musical?
Promociónate en INDYROCK

    Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. La forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta en el sector musical, con tarifas especiales. Contacta con nosotros AQUI


VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine






Ciclo Ibiza Rocks, Ibiza 27 junio 2012
Fotos Isabel Flores - La Skimal - IndyRock

29-1-2009 Barcelona, crónica y fotos



Gira presentación "Employment"
1- 03-2006 Heineken Music Hall. Ámsterdam
por Fátima Carmena y Laura Canu
Foto Wouter Eñ

 Las visitas a la capital holandesa por parte de los ingleses Kaiser Chiefs siempre han sido por la puerta de atrás hasta este bastante decente concierto de lo que sería una presentación de su disco debut "Employment". En esta ocasión la banda no solo era la protagonista de la noche sino que se hicieron acompañar de 2 teloneros, como ellos mismos fueron de grupos como The Killers o Franz Ferdinand no hace más de 6 meses, tal y como los de Leeds recordaron durante el concierto.
 Los neoyorkinos "We are scientists" dejaron buen sabor de boca al público del Heineken Music Hall con canciones que sonaron por momentos a The Strokes, con la misma línea de pop anglosajón de nueva ola que ya se percibe en el disco. Por lo tanto si algo iba a estar claro en el concierto de Kaiser Chiefs era que el público iba a bailar y a pasárselo en grande. Con el aforo completo, público en la veintena, y con todo el mundo queriendo estar en primerísima fila podía decirse que el concierto iba a estar movidito, y así fue.

La banda comenzó con canciones como "Na,na,na,na" y "The modern way" para pasar directamente al single "I predict a Riot", que el público bailó como loco disfrutando del buen sonido del recinto te encuentres dónde te encuentres. A pesar de que la banda en sí no toco más de una hora, lo que es básicamente todo el disco, decidieron hacer una versión del "I heard it throught the grapevine" de Marvin Gaye que sonó aceptable y que pareció gustar a las 5.500 personas que llenaban el recinto.
El grupo reservó para el bis el single "Oh my god", el más tranquilo de todos, que junto con los agradecimientos de Ricky Wilson cerró el concierto, el único en Holanda de la gira que les está llevando desde hace más de un mes por Europa, incluidas las dos citas en Madrid y Barcelona en febrero. A pesar de que hubo buen sonido y fue un buen concierto, al grupo le falta crear ese magnetismo tan necesario. Aunque esto no significa que los Kaiser Chiefs no puedan conseguirlo si atendemos al impresionante aumento de público entre el concierto dado en la Sala Paradiso de Ámsterdam en septiembre, y este en el Heineken tan solo 6 meses más tarde.

Además están confirmados en el cartel para el PinkPop Festival, el festival de pop más grande de los Países Bajos que se celebra a principios de junio, junto con grupos como  Franz Ferdinand, Placebo, Morrisey, Red Hot Chili Peppers, Deftones, Keane o Deus.

.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es