--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
.

Antony & The Johnsons
11/05/09. Palacio de Congresos. Madrid.
Crónica Marina Sanz Domínguez

Mayo está siendo un mes lleno de numerosas actuaciones musicales y una de las que el público pareció no querer perderse fue la de Antony Hegarty acompañado de sus Johnsons, para presentar su nuevo trabajo “The Crying Light”. Las entradas se habían agotado y hay que decir que no a un precio muy popular, pero la ocasión lo merecía.

Antes de disfrutar de este gran genio de la música, una peformance dio la bienvenida a los asistentes, que nos introducían en el mundo de Antony. 

Finalizada la actuación, apareció Antony sobre el escenario sentándose al piano y junto a él sus músicos de siempre: Rob Moose (guitarra, violín), Maxim Moston (violín), Doug Wieselman (saxo, clarinete, guitarra), Julia Kent (violonchelo), Jeff Langston (bajo), Parker Kindred (batería).

Acompañados por un fondo en el que unas líneas confluían en un punto central, y las luces que iluminaban a cada uno de los componentes, dio comienzo la actuación con “Her Eyes are Underneath the Ground”, que con cada nota y la voz de Antony nos llevó en una nube durante todo el show.

“Epilepsy is Dancing”, con la sección de cuerdas le dio un toque ciertamente alegre, en comparación con “One Dove”, en el que encontramos un tono más dramático.

No podían faltar los temas que le han llevado a lo más alto del panorama musical internacional. El primero en caer fue “For Today I am a Boy”, con la que comenzamos a  sentir como nuestro bello se erizaba.
“Kiss My Name”, puso un toque mas jazzy a la actuación. A la que le siguieron la espeluznante “Everglade”, y su single de adelanto “Another World”, donde las lágrimas intentaban romper en los ojos de los asistentes. 
“Shake that Devil” y “The Crying light” nos llevaron a uno de los temas que han marcado la historia de este crooner. Efectivamente, “I Fell in Love with a Dead Boy”, la canción por la que Lou Reed le conoció y con la que le reclutó para colaborar en su álbum “The Raven” de 2003. La emoción se sentía en el ambiente y los aplausos se continuaron con “Fist Full of Love”, en el que la batería tuvo demasiado protagonismo, como en gran parte del concierto, quitándoselo a Antony y a la sección de cuerda.

En la recta final tuvimos la suerte de deleitar nuestros oídos con “You Are My Sister”, “Twilight” y “Aeon”, con las que se despidieron del público por unos instantes. Ya que  tras los aplausos recibidos por un público puesto en pie, Antony y los suyos volvieron al escenario para emocionarnos de manera sublime con “Cripple & Starfish”, en la que también tocó el xilófono. No podía despedirse de otra manera que sin su canción estrella, “Hope There´s Someone”, que nos puso el corazón en un puño. 

Increíble como este ser nos puede hacer sentir tantas sensaciones, con esa voz con la que le ha provisto la naturaleza, no existen palabras con la que describirlas y así lo sintió el público asistente al Palacio de Congresos de Madrid. 



ANTONY & THE JOHNSONS – The Crying Light(LP) 
Después de convertirse con “I Am a Bird Now” en uno de los artistas más importantes de la década, obteniendo el prestigioso Mercury Prize, vuelve la prodigiosa voz de Antony Hegarty y The Johnsons. “The Crying Light” es el título de su tercer álbum, que presentará en directo en cuatro fechas en nuestro país. Un trabajo inspirado en la figura de Kazuo Ohno, fundador de la danza japonesa Butoh, que supone un paso más en una carrera siempre guiada por la sensibilidad y la elegancia de un artistas fundamental de nuestra época. 
Siguiendo un proceso natural después del diseño del EP “Another World”, la portada de “The Crying Light” presenta un retrato del famoso fundador de la danza japonesa Butoh, Kazuo Ohno, realizado por Naoya Ikegami en Tokio. Ohno aparece frente a una luz, con un llamativo gesto y una postura reclinada que evoca elementos del nacimiento y de la tumba. Vida, muerte y trascendencia evocadas en una sola imagen. 
Según el propio Antony, “The Crying Light” está dedicado al gran bailarín Kazuo Ohno. Vi una de sus actuaciones en las que proyectaba un círculo de luz en el escenario. Dentro de ese círculo revelaba los sueños y meditaciones de su corazón. Parecía bailar ante algo misterioso y creativo. Con cada gesto personificaba la divinidad del niño y de la mujer. Es algo así como mi padre artístico.” 


Biografia

“Antony and the Johnsons, tiene una voz increíble, desconcertante. Alcanzando hasta un punto de inquietud. Tiene una imagen ambigua, extraña, que nos lleva hasta el desasosiego. Hace canciones mágicas, emocionantes, hasta entrar directamente al alma. Apadrinado por Laurie Anderson, Lou Reed y demás estrellas del arte moderno neoyorquino. Que se han apresurado a invitarle a sus obras. En Nueva York que es su ciudad comenzó cantando en los after hours. Dándoles aire de cabaretes futuristas y decadentes. Acaba de editar su segundo y nuevo álbum, I am a bird now. Canciones sublimes, singulares, como de otro mundo." Tomás Fdo. Flores 

Antony procede del cabaret, su voz aterciopelada y su aspecto andrógino le han ganado los halagos de Dennis Hopper, y la posibilidad de colaborar con el mismísimo Lou Reed, a quien acompaña en sus giras como voz invitada. Cercano al jazz y al blues su música es intimista, destacando la voz y el acompañamiento de piano. En el pasado febrero 2005 se publicó en España su álbum “I am a bird now 

Hay una especie de mito por el cual, los grandes artistas crean aislados del mundo, recluidos. Uno no tiene más que acercarse a cualquiera de las diez canciones del nuevo álbum de ANTONY AND THE JOHNSONS para darse cuenta de que esto es una absoluta falacia, y asegurarse a la vez de la singularidad y originalidad de 

Antony, el personaje de rasgos andróginos que es también The Johnsons ¿Habíais escuchado alguna vez una voz como esta, imbuida de la emoción trascendental del blues, una voz que se despliega sin adornos, con una simplicidad que recuerda en algunos momentos a la de un trovador medieval, una voz que maravilla al alcanzar las notas más altas como si fuera un niño? ¿O esas canciones imposibles de encasillar en cualquier tipo de género o identidad, canciones que evocan sentimientos tan poderosos como la nostalgia, el amor, el deseo o la pérdida? No. Porque Antony es excepcional. Pero para nada él está solo. 

I Am A Bird Now es el segundo álbum de larga duración de este extraordinario artista de Nueva York. Más acompañantes. Porque hay contribuciones de coetáneos (Rufus Wainwright, Devendra Banhart), y de héroes (Lou Reed, Boy George). Su participación es un reflejo de la admiración que sienten por Antony, y su lugar único en la comunidad de arte contemporáneo. “La presencia de cada uno en la grabación muestra su lado más único, y han hecho una contribución creada especialmente para ellos” dice Antony. Él ha arreglado todo meticulosamente, como un director de teatro creando un gran cuadro vivo sobre el escenario. “Involucrar a otra gente me hace sentir menos solitario”, añade Antony. “Hice el álbum de una forma intuitiva, del modo en que sentía que quería que se hiciera. Y toda esta gente fue una verdadera inspiración para el disco.” 

Cuando era un chico en California, allá por 1982, Antony quedó inmediatamente seducido por la imagen de Boy George en el álbum de debut de Culture Club, Kissing To Be Clever. “George era realmente el primer reflejo que vi de lo que quería ser en el mundo,” explica. “Lo vi y pensé: ‘Vale, eso es lo que hay que hacer cuando somos así: Nos convertiremos en cantantes.’” Veintidós años después, Antony estaba sentado al piano, grabando la inquietante “You Are My Sister” con su icono. “Cuando él estaba en el estudio, sentí ese gran, largo círculo conectando con mi espíritu.” 

Otro de los héroes de Antony, Lou Reed, hace la introducción de la conmovedora “Fistful Of Love,” una experiencia absolutamente embriagadora que mezcla el soul de Muscle Shoals con un sentido casi heroico del masoquismo. En el 2003, Reed le preguntó a Antony si quería poner la voz en la reinterpretación que de “Perfect Day” se iba a hacer en su álbum The Raven. 

Más tarde, el que fuera líder de Velvet Undergound invitó a Antony para cantar como parte del pequeño conjunto que le acompañaría en su gira europea y americana; incluso dio a Antony un solo en el que interpretaba el clásico de VU “Candy Says,” un homenaje a otra de las inspiraciones de Antony, Candy Darling, la superestrella de Warhol. De hecho, la imagen de la portada de I Am A Bird Now es una foto que le hizo Peter Hujar en 1974, “Candy Darling On Her Deathbed”, en ella aparece Darling, postrada en su lecho de muerte, mirando a la cámara con serenidad y resignación. “Bella hasta la muerte” dice Antony. En las fotografías en blanco y negro que Hujar tomó de mitos del underground como Darling o Divine encontró Antony pronto otra de sus piedras de toque. “No hay nada de vouyerismo en sus retratos, él muestra una perspectiva muy interior, y eso es algo en lo que estoy muy interesado: ser intenso, nada de vouyerismo.” 

Desde su llegada a Nueva York, Antony ha ido introduciéndose poco a poco en su ambiente, recibiendo elogios por sus actuaciones allá donde va, y hasta ha participado en algunos proyectos cinematográficos, como en el film independiente Animal Factory de Steve Buscemi. Ahora, I Am A Bird Now, supone un gran paso adelante después del debut homónimo (reeditado este año por Secretly Canadian). “En cierto modo, este álbum es mucho más personal”, admite. Para liberarse de muchas de sus arquetípicas influencias, se impuso como un auténtico desafío el revelar todavía más de él mismo al oyente. “I Am A Bird Now transmite más intimidad. A la hora de hacerlo, traté de llevarlo todo todo - como fue grabado, como fue interpretado – extremadamente cerca, y que así sedujera todavía más, casi como si te lo estuviera susurrando al oido” 

Pero todo esto son sólo palabras, creedme, si habéis leído esto y todavía no habéis escuchado el disco, estáis perdiendo el tiempo, porque no importan las colaboraciones, no importa Lou Reed, ni importa Devendra Banhart, ni Candy, ni el underground neoyorkino, ni el personaje de Antony, lo que de verdad importa, siempre, pero esta vez más que nunca, es lo que os van a hacer sentir cada uno de los treinta y tantos minutos del disco, la tensión emocional tan brutal que ha sido capaz de crear y mantener, la belleza extrema, sensible y delicada, de su voz y de su música. 

Como esos libros que te emocionan y te reconcilian con la lectura, como cuando terminas de ver una película y te quedas clavado en la butaca del cine, o incluso, como esos partidos que decimos los futboleros que crean afición, el nuevo disco de ANTONY AND THE JOHNSONS te va a hacer sentir por qué demonios decidiste dedicarte a esto de la música, un disco jodida y condenadamente especial. 


http://www.antonyandthejohnsons.com/

 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es