Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |

Innovación, Ciencia y Empresa

INNOVACIÓN
Un grupo de investigadores onubenses analizan las ventajas de los cultivos hidropónicos (sin suelo) en la fresa y la frambuesa. El objetivo es elevar la producción de forma eficaz y rentable.
GUILLERMO PEDROSA | GRANADA

Hasta el doble de plantas en la misma superficie. Cultivar más en menos suelo es el objetivo que persigue un grupo de investigadores en Huelva. Los cultivos hidropónicos (sin suelo) pueden ser una estrategia eficaz y económica para elevar el volumen de la producción.

El Centro de Innovación y Tecnología de la Agroindustria Onubense (Adesva) ha puesto en marcha un proyecto para valorar la rentabilidad de este tipo de cultivos frente a los tradicionales. En concreto en las frutas de la fresa y la frambuesa.

El director técnico de la investigación, Juan Cruz, explica que uno de los objetivos de esta iniciativa es conseguir un sistema de soportes que permita sujetar y elevar el cultivo de una forma económica, y mediante un montaje eficaz y rápido.

El cultivo hidropónico permite una mayor eficiencia del suelo, llegando incluso a permitir el doble de plantas en la misma superficie, el técnico explica que también presenta otra serie de ventajas, «una producción de mejor calidad, reducción de costes de recolección o la posibilidad de producir en cualquier tipo de superficie».

Los investigadores valorarán los beneficios de esta metodología de cultivo frente a la tradicional en dos frutas principales para la economía de la zona, la fresa y la frambuesa. Igualmente, el equipo de expertos experimentará con los distintos tipos de sustratos que pueden emplearse en el cultivo sin suelo, tales como la fibra de coco, lana de roca, sustratos compuestos o perlita entre otros.

En este proyecto participan también la Universidad de Huelva y la empresa Santa Gema. La investigación comenzó a finales del pasado verano y los técnicos esperan obtener resultados a lo largo de esta campaña. «Son muchas las empresas que se han interesado por nuestro trabajo» señala Cruz. Este proyecto arroja esperanza ante las desertificaciones en terrenos que podrían ser productivos. 

El cultivo sin suelo es, por el momento, una medida más económica y eficaz, pero podría ser una fuente de ventajas para áreas estropeadas y secas en las que no se puede plantar.

Buscar en ideal.es

ideal.es, Guía de Granada | Pie de página
Vocento
SarenetRSS